viendo el mundo en blanco y negro

Criando a mi hija a veces me sorprendo respondiendo a uno de sus por qués con un “porque es malo” o “porque es bueno”. Cuando me escucho haciendo uno de estos juicios de valor me veo “inculcando” a mi hija una visión del mundo en blanco y negro, en la que los opuestos cobran un valor extraordinario, no existe el uno sin el otro.

Me gustaría poder manejarme en un lenguaje más sutil, y que permitiera ofrecer una visión del mundo en technicolor. Sé que aunque lo consiguiera, en la sociedad en que vivimos el blanco y el negro ocupan buena parte de nuestros discursos cotidianos, y tiene consecuencias diversas:

– sirve para encasillar a los demás y comportarnos con ellos en base a eso;
– impide que intentemos comprender a los que consideramos “malos”;
– nos permite ponernos a favor o en contra de algo o alguien (aunque en esta decantación quizá no seamos nosotros mismos quienes valoremos ese algo como bueno);
– el poder justificar acciones (tuyas o de los demás) “buenas” y o condenarlas porque son “malas”.

En definitiva es una de las herramientas políticas que permite polarizar más fácilmente a la sociedad (cuando se cree que algo es “malo”, nos parece menos “malo” lo que le pueda pasar). Incluso en los cuentos de niños, no en todos, pero sí en una buena parte, la presencia de buenos y malos reviste una gran importancia en las narraciones (sobretodo en función de quién las cuente). También nos ayuda a justificar nuestras acciones, si algo “es bueno” es correcto hacerlo, y si “es malo” pues es incorrecto; así no necesitamos pararnos a reflexionar sobre los distintos puntos de vista que pueden existir sobre la verdad o la maldad.

Me gustaría pensar que nada es bueno o malo, o si algo se muestra así no es que sea o vaya a ser para siempre, sino que en estas circunstancias se comporta así; pero no siempre lo consigo, y pienso que es porque lo tengo grabado a fuego en mi interior.

¿Será algo propio de nuestra cultura o bien va con la esencia humana? Yo me inclino a pensar que va con la tradición judeo-cristiana, en la que tan necesaria es la presencia del mal, y la tipología de acciones “malvadas”, para poder desear y alcanzar el cielo.

Leo por ahí una cita de Shakespeare:  No existe nada bueno ni malo; es el pensamiento humano el que lo hace aparecer así. En cierto modo me da pesar pensar que, tras tantos años, seguimos sin ser conscientes de ello.

Anuncios

Un pensamiento en “viendo el mundo en blanco y negro

Espero tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s