Cien cerebros piensan mejor que uno

Últimamente le doy vueltas a la nueva teoría del aprendizaje gestada por George Siemens en el 2004, el conectivismo, derivada de la era de la tecnología digital y que trata de explicar el efecto que la tecnología tiene sobre el modo como vivimos, nos comunicamos y aprendemos.

Atrás quedó la idea de que el educador llena de conocimientos ese vaso que era el alumno, y, englobando los principios del constructivismo (las personas crean conocimiento al tratar de comprender sus experiencias), llega a los aprendizajes que ocurren fuera de las personas y los que ocurren dentro de las organizaciones, y se le da valor a lo que está siendo aprendido.

Esta teoría integra los principios del caos, de que todo esta relacionado, y el tan divulgado efecto mariposa. Para el conectivismo no se desarrolla comprensión a través de tareas que generan significado sino que más bien el significado existe y el reto del aprendiz es reconocer los patrones que parecen estar escondidos.

Pero lo que más me gusta de esta concepción, es que observa estos nuevos procesos de aprendizaje como eminentemente colaborativos. Surowieck, en su libro The Wisdom of Crowds (traducido al español como Cien cerebros piensan mejor que uno), plantea la sabiduría de las multitudes, que viene a decir que la suma de las decisiones colectivas de muchas personas resulta más acertada que las decisiones individuales que pueda tomar un solo miembro del grupo. No sirve cualquier grupo, sino que hace falta cumplir cuatro condiciones para que funcione:

  • que haya opiniones diversas,
  • que los participantes tengan independencia de criterio,
  • que pueda haber subgrupos dentro del grupo;
  • que exista algún mecanismo que permita incluir los juicios individuales en la decisión colectiva.

Me parece muy interesante el rumbo que las nuevas teorías pedagógicas, pero también las físicas, biológicas, filosóficas… están tomando. Parece que vamos hacia una concepción más colaborativa que reconoce la existencia de una unidad que necesita estar armonizada (tanto a nivel exterior como especie, como dentro de uno mismo a nivel de individuo) para que este mundo sea un poco más habitable.

Si quieres leer el artículo de Siemens lo puedes encontrar en este enlace:

http://ateneu.xtec.cat/wikiform/wikiexport/_media/cursos/tic/s1x1/modul_3/conectivismo.pdf

Anuncios

Un pensamiento en “Cien cerebros piensan mejor que uno

  1. De Olga: Realmente en la mayoría de los mamíferos y, por supuesto en otros seres vivos menos desarrollados (artrópodos insectos sobre todo), la manada es más importante que el individuo. Los humanos necesitamos por supervivencia a nuestra manada y relacionarnos dentro de ella, somos organismos sociales. Así que creo que el aprendizaje colectivo al que hacéis referencia y sobre el que reflexionáis está íntimamente ligado a estos comportamientos básicos, característicos y ancestrales de los cuales nos olvidamos a menudo.

Espero tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s