Con la permacultura me ayudo en la educación (y 2)

Con nuestro nuevo proceso de ruralización los principios de la permacultura están presentes en nuestra vida más que nunca. Tratamos de interiorizarlos y aplicarlos cuando podemos. Y como ya comentaba en un post anterior, no sólo se pueden aplicar a temas que se podrían considerar más rurales: agricultura, ganadería, bioconstrucción… sino que también son aplicables a los procesos educativos.

Continuando con el artículo de Evelyn Mash, la forma de aplicar la permacultura en la educación en el fondo es de sentido común.
Por ejemplo, decir que los aprendices no son una especie diferente a la de los educadores, y afirmar que incluso pueden saber más que éstos, es algo que, al menos a mí, me parece lógico. De ahí la importancia del tiempo dedicado a la socialización. Este no es un tiempo perdido, que únicamente nos permite descansar para continuar con los contenidos que se estén trabajando en la clase, sino que puede ser un tiempo de aprendizaje más, que permite observar e interactuar a aprendices-“aprendedores” por igual.

Otro de los principios de la permacultura es: Captura y almacena energía. En los grupos suele haber personas que se encuentran más apuradas que otras, que pueden apoyarles (ya que les sobra energía). Usar una competición débil para despertar el interés, usar juegos para descubrir nuevas habilidades, que las personas con más energía logren invertirla en tareas más físicas. Esto también se puede aplicar al educador: no es necesario exigirse demasiado, llevar al grupo a lugares donde el educador no se siente seguro “quema” energía innecesariamente. La honestidad y la tranquilidad pueden ayudar a desarrollar la tarea educativa de una forma más eficiente a nivel energético.

La frase obtén un beneficio puede parecer demasiado empresarial, pero en el fondo refleja una visión de economizar y aprovechar al máximo la energía, tu energía. Este principio se dirige más a que el educador tenga presente en todo momento lo que se quiere conseguir, a ayudar a la gente a proponerse objetivos realistas y encontrar formas de ayudarles a reconocer y celebrar sus logros. Pienso que de todo se puede obtener un beneficio, una visión positiva, tomar el papel de Epi (y no el de Blas) en la vida, y celebrar esos logros puede ayudar a que el resto del camino sea más fácil. Son hitos en el camino.

Anuncios

3 pensamientos en “Con la permacultura me ayudo en la educación (y 2)

  1. Pingback: Con la permacultura me ayudo en la educación (y 2) « Asociacion GeoAmbiente

Espero tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s