Jugueteando: Sirenas en el pozo de agua

Paseando ayer con Duna y unos amigos suyos pasamos por el pozo fuente. No sé por qué se me activó esa parte del cerebro que se dedica a imaginar, y empecé a contar que hacía bastante tiempo, en Angüés hubo una temporada que no llovía.

Los pobladores estaban muy preocupados porque las plantas no crecían, no salía el trigo, la cebada, nada crecía en la huerta, nada había para darle de comer a los animales. 

Deseaban con todas sus fuerzas que lloviera. Y se pusieron a cantar:

Que llueva que llueva, la Virgen de la Cueva (a estas alturas de la canción los cinco estamos ya cantando bien alto, como si fuéramos los pobladores sedientos), los pajarillos cantan, las nubes se levantan.. ¡que sí!!!!  ¡que no!!!!

Pero por mucho que cantaron allí no cayó ni una sola gota de agua. Cuando ya la desesperación de los habitantes del pueblo era enorme, decidieron visitar al Mago de la Sierra de Guara, y contarle su problema.

Sirena malagueña - Cristina Alejos

El Mago, viendo que el pueblo estaba a punto de desaparecer, clavó su bastón mágico en el punto donde ahora está el pozo fuente. Allí apareció un agujero que, poco a poco, se fue llenando de agua. El mago pensó que era una buena idea que alguien se ocupase de que el agua nunca faltara en el pozo, y le encomendó la misión a una sirena, que es la que ahora vive en ese lugar.

En este momento decidimos bajar las escaleras del pozo a ver si encontramos a la sirena. La magia en la cara de los niños era muy contagiosa. Cuando llegamos a la verja que hay al final del pozo nos quedamos en silencio. Uno empezó a escuchar sonidos de agua que, sin duda, eran la sirena. Otro vió un poquito de piel. Un poquito más tarde alguien logró verle el pelo, y adivinar su color (rojizo, sospechosamente Disney). Antes de subir las escaleras ya todos habíamos visto la sirena.

Al final alguien vió hasta un sireno, un delfín y un bebé sirena, aunque esto último ya creo que fue una broma de nuestra imaginación.

Anuncios

6 pensamientos en “Jugueteando: Sirenas en el pozo de agua

    • Yo vi “le lapin de Pâques” de niña. Lo vi de verdad, y me parece normal q los niños vean sirenas en un pozo. Claro q es nuestra imaginación, pero no es una broma. Lo hermoso de imaginar, es justamente, créelo cuando eres niño/a. Para mi es un recuerdo inolvidable, a mis 67 años.
      Do

      • ¡Qué bonito que guardes ese recuerdo tan firmemente! Yo también ví el reflejo de la espalda de la sirena, en esa sugestión de la imaginación compartida que crea escenas.

  1. Hola María:
    Cada post tuyo que leo me sorprende gratamente. Me parece un blog muy original y divertido y por ello he decidido darte un premio, al igual que hicieron conmigo.
    Te espero por mi blog para que lo recojas 🙂

  2. Pingback: La sirena del pozo-fuente de Angüés (2) | Enronados

Espero tu comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s